Células madre en la cura del VIH-SIDA.

El fin del VIH-SIDA podría estar cerca gracias a la investigación, pero no, aún no hay cura contra el VIH/SIDA, ni siquiera con el trasplante de células madre. Por ello, desde La Sexopedia recomendamos el uso de métodos anticonceptivos de barrera para evitar la transmisión del virus.

Científicos españoles¹ han logrado «eliminar» el VIH de 6 pacientes mediante trasplante de células madre. Estos pacientes carecían de la mutación de la proteína CCR5.

Sin embargo, dicho estudio no afirma haber encontrado la cura contra el virus. Los resultados son un avance que ayudaría a encontrar dicha cura.

Resultados del estudio:

  • 5 de los participantes presentaron un reservorio viral indetectable.
  • En un paciente no se observan tampoco anticuerpos contra el virus en su sangre 7 años después del trasplante.
  • El otro paciente sí tiene un reservorio de VIH detectable.

Aún así, «todos los pacientes del estudio siguen tomando tratamiento antirretroviral», según el investigador Javier Martínez-Picado.

Factores que han influido en los resultados:

  • Tiempo

El proceso desde el trasplante de células madre hasta el completo reemplazamiento de todas las células por las células del donante puede durar de «1-2 meses hasta más de un año. Cuanto menor es este tiempo, más efectiva es la reducción del reservorio viral«, explica Mi Kwon (hematóloga del Hospital Gregorio Marañón).

  • Enfermedad del injerto contra el huésped

Hubo un paciente que sí tenía detectable el reservorio de VIH, que recibió el trasplante de sangre de cordón umbilical (el resto fue de médula ósea) y también fue el único participante que no desarrolló la enfermedad del injerto contra el huésped. Esta enfermedad se produce cuando las células del donante atacan las células de la propia persona receptora. Parece que, «si se logra controlar esta reacción para que no sea mortal, la enfermedad del injerto contra el huésped no solo destruye las células tumorales del receptor, sino también otras células como las del reservorio viral», explica José Luis Díez-Martín (jefe de Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital Gregorio Marañón).

  • Fuente de las células madre

El único paciente que recibió el trasplante de sangre de cordón umbilical en lugar de médula ósea, es el único que sí tenía un reservorio viral detectable.

Un estudio con algunas limitaciones…

Una de las limitaciones del estudio es el escaso número de participantes. Solo han probado este tratamiento 6 pacientes infectados por el VIH, tratados con antirretrovirales que sobrevivieron más de 2 años después de un transplante alogénico de células madre.

El hecho de que la carga viral sea indetectable no confirma la eliminación total del virus del organismo. El siguiente paso sería realizar un ensayo clínico con retirada de antirretorvirales, para observar si dicha carga viral reaparece o, por el contrario, permanece indetectable. Y, entonces sí, se confirmaría la eliminación del virus.

Además, el trasplante de células madre es un procedimiento muy complejo e invasivo, con una alta tasa de mortalidad que solo se recomienda en enfermedades hematológicas muy graves. Por ello, el objetivo del estudio es entender los factores que pueden ayudar a erradicar el VIH del cuerpo después del trasplante para, después, aplicarlos con técnicas alternativas más seguras, dice Javier Martínez-Picado (profesor de investigación de Icrea en IrsiCaixa).

Los tratamientos del VIH/SIDA en la actualidad

Actualmente, el tratamiento antirretroviral consigue que las células inmunitarias del cuerpo que están infectadas por el VIH, no produzcan activamente más células infectadas. La limitación es que queda un reservorio viral en el cuerpo que hace que este tratamiento tenga que ser crónico. El tratamiento incluye varios tipos de medicamentos antirretrovirales; en total hay 7 tipos y cada uno ataca a una fase del ciclo de vida del VIH. Si quieres conocer más sobre ellos y sobre el VIH, no dudes en leer este artículo.

Algunas definiciones para entender mejor la noticia…

Un transplante alogénico de células madre es un procedimiento en el que una persona recibe células madre formadoras de sangre de un donante genéticamente similar, pero no idéntico. Las células madre son las células a partir de las cuales se desarrollan todas las células sanguíneas.

El VIH es el virus causante del SIDAEl VIH es un retrovirus. Un retrovirus, cuando infecta una célula, utiliza la enzima transcriptasa inversa para convertir el ARN en ADN. Seguidamente, el retrovirus integra su ADN en el ADN de la célula huésped y es entonces cuando puede multiplicarse.

El Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) es la fase más avanzada de la infección por VIH. Se caracteriza por la destrucción de los linfocitos T CD4 del sistema inmune. El recuento de linfocitos CD4 debe ser inferior a 200/mm³ para diagnosticar este síndrome. Si no hay linfocitos T CD4, el cuerpo no dispone de defensas para combatir otras infecciones y cáncer especialmente mortales.

Los linfocitos T CD4 son las células que coordinan la respuesta de todo el sistema inmunitario. Los linfocitos T CD4 estimulan a otros inmunocitos (como macrófagos, linfocitos B y linocitos T CD8). Éstas son las células que el VIH destruye, consiguiendo que el sistema inmunitario se debilite.

La proteína CCR5 o receptor 5 de quimiocina cisteína-cisteína es una proteína que se encuentra sobre la superficie de ciertos inmunocitos, entre ellos, los linfocitos T CD4. CCR5 funciona como correceptor del VIH cuando el virus entra en la célula. Para que el VIH entre en la célula, debe engancharse en dos receptores: el receptor primario de CD4 y uno de los correceptores: el CCR5 o CXCR4.

¿De dónde viene este estudio?

Esta proteína CCR5 es tan importante porque Timothy Brown (El paciente de Berlín), considerada la única persona en el mundo curada del VIH, se tuvo que someter a un transplante de células madre como tratamiento contra su leucemia en el año 2008. Casualmente, el donante tenía una mutación en el CCR5. Timothy Brown dejó de tratarse con antirretrovirales y, a día de hoy, el virus sigue sin aparecer en su sangre.

La mutación del CCR5 es una parte de la inmunidad de la infección del VIH. Hay modalidades de VIH que sí infectan las células a pesar de su mutación. También existen personas resistentes al contagio que no presentan la mutación en CCR5.

Por eso, los pacientes de esta investigación carecen de la mutación en CCR5. El estudio trabaja con la hipótesis de que, además de la mutación de CCR5, hay otros mecanismos asociados con el trasplante de El paciente de Berlín que han influido en la erradicación del VIH

Para lo más curiosos…

Te dejamos a tu disposición el estudio original: «Mecanismos que contribuyen a una profunda reducción del reservorio del VIH-1 posterior a un transplante alogénico de células madre». Y no dudes en preguntarnos cualquier duda, dado que es un tema complejo, el cual seguiremos ampliando próximamente.

 

¹Los investigadores españoles pertenecen al Instituto de Investigación del SIDA de IrsiCaixa de Barcelona y al Hospital Gregorio Marañón de Madrid.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario