El himen

¿Sabías que el dolor en la penetración no es normal? Ni siquiera durante la primera experiencia coital. No es normal que a la mujer le duela la penetración. Tampoco sangrar es lo normal.

Es más probable que el dolor durante la penetración se deba a la contracción de los músculos de la vagina (un reflejo del miedo al dolor o del estrés) que a la «rotura» del himen. Y en este artículo te lo vamos a explicar.

Por ello, si te duele la penetración, no dudes en consultar a alguno de los especialistas que encontrarás en nuestro directorio de profesionales. Estarán encantados de ayudarte.

Qué es el himen

Se suele asociar el himen con una telilla que se rompe con la primera penetración. Nada más lejos de la realidad. No se puede describir el himen como algo único porque puede ser más o menos grueso y más o menos flexible.

El himen es una membrana formada por tejido conectivo cubierto por un epitelio escamoso estratificado con vasos sanguíneos, linfáticos, terminaciones nerviosas, fibras elásticas y algunos haces musculares lisos. El himen cubre más o menos parcialmente el introito vaginal.

Son muy comunes los casos de rotura de himen antes de una primera penetración, por algún tipo de impacto, manipulación genital o prácticas deportivas, por ejemplo. También hay hímenes tan flexibles que la penetración hace que no se lesionen, solo que se agrande el orificio himenal.

Las hormonas tienen un efecto sobre el himen. En la recién nacida, el efecto de los estrógenos de la madre pueden persistir hasta los dos años. Durante este periodo, el himen tiende a ser más grueso. Sobre los 3 o 4 años, el himen tiende a adelgazar. Y durante la pubertad, puede volver a engrosar por el aumento de los estrógenos.

El himen y la virginidad

No puede afirmarse con un simple examen físico que una adolescente o mujer adulta ha tenido relaciones sexuales con penetración.

Aproximadamente, la mitad de las mujeres pueden tener un sangrado, más o menos abundante, durante la primera relación coital. Aun así, tampoco es fiable afirmar que una mujer no había tenido relaciones coitales si aparecen manchas de sangre después de la penetración.

El concepto de virginidad se basa en un modelo coitocentrista, enfocada en los genitales y la penetración, que parece que es lo único y más importante. Una adolescente que haya practicado petting o haya practicado masturbación con su pareja, o sexo oral, ¿no es virgen? ¿Cómo se mide la virginidad en los chicos?

Además, la virginidad es un concepto cultural, no biológico. Y aún así, está basado sobre una realidad física como es la integridad del himen. El concepto de virginidad surge para controlar el cuerpo de la mujer y garantizar la descendencia de su marido (que es con el primero y único que «debe» tener relaciones sexuales, según nuestra cultura).

Tipos de himen

La clasificación de los tipos de himen es poco útil. Solo nos describe las diferentes formas que puede adquirir esta membrana. Pero es bueno saber que hay diferentes variantes para entendernos y conocernos a nosotras mismas, dejando de lado tabúes y miedos infundados.

Así, en general, se pueden clasificar en perforados, parcialmente perforados e imperforados. Pero vamos a ahondar un poco más en ellos.

hímen
Imagen tomada de Velásquez y cols. (2012). Aclarar que todos los hímenes son «normales», no solo el anular. La imagen se refiere a que el hímen anular es el prototipo mental que tenemos de hímen.

HÍMENES PERFORADOS

1. Himen anular o circular

El himen anular suele dejar un agujero en el centro y todo el hímen suele tener un ancho similar.

tipos de hímen

2. Himen labiado o bilabiado

El himen labiado se compone de dos partes que se encuentran en el lateral. Este hímen deja una hendidura central vertical o anteroposterior.

3. Himen semilunar o falciforme

El himen semilunar tiene forma de media luna. En la imagen se puede observar que se encuentra en la zona más próxima al perineo, en forma de herradura.

4. Himen doble

El himen doble presenta dos membranas superpuestas. Los orificios de estos hímenes pueden coincidir, o no.

 

HÍMENES PARCIALMENTE PERFORADOS

1. Himen biperforado, septado o tabicado

El orificio de este tipo de hímen está dividido por una franja central, por lo que existen dos orificios.

tipos de hímen
Imagen tomada de Velásquez y cols. (2012)

2. Himen cribiforme o multiperforado

En el himen cribiforme, la membrana tiene varios orificios.

3. Himen franjeado o coraliforme.

El borde del himen franjeado tiene varios entrantes y salientes.

HIMEN IMPERFORADO

El himen imperforado es una patología congénita infrecuente (se estima una incidencia del 0,1%). Se caracteriza por ser un himen cerrado, por lo que carece de orificio himeneal. Las pacientes suelen ser adolescentes que aún no han tenido su primera menstruación (menarquia) y suelen acudir al hospital por patología inespecífica, como dolor abdominal secundario a la acumulación de sangre en la vagina y sintomatología urinaria. Se suele diagnosticar mediante anamnesis (historia clínica) y con exploración física, utilizando como apoyo la ecografía abdominal.

hímen cerrado
Se observa abultamiento del hímen imperforado por la acumulación de sangre de la primera menstruación. Imagen de Ibarrola, et al. (2013)

FLEXIBILIDAD DEL HIMEN

Independientemente de la forma del himen, éste puede ser más o menos flexible. El caso más extremo podría ser un himen imperforado flexibe. En este caso, al no haber orificio himeneal, la sangre menstrual no puede salir al exterior, pero puede permitir cierta penetración desde el exterior sin lesionarse.

Himen con el orificio dilatado o dilatable.

En este caso, el orificio del himen es tan grande y/o flexible, que permite la entrada de cualquier objeto en la vagina sin romperse. Cuando el objeto en cuestión sale, el hímen puede volver a su posición y dimensiones previas sin haber presentado lesión alguna.

Estos hímenes no resultan lesionados con la penetración, por lo que la exploración forense en caso de violación sexual debe tenerlo en cuenta.

 

Y tú, ¿sabes qué tipo de himen tienes o tenías?

 

 

Ibarrola Vidaurre, María, Arribas García, Sara, Gimeno Ballester, Juan, Gil Sáenz, Francisco José, Fonseca Pérez, Marta, & Durán Urdániz, Gabriel. (2014). Himen imperforado como causa de dolor abdominal en la adolescencia: A propósito de un caso. Archivos argentinos de pediatría112(1), e6-e8. https://dx.doi.org/10.5546/aap.2014.e6

Latoche Fernández, Exequías, & Latoche Rojas, Conrad. (1999). Estudio anatómico del himen y su repercusión en medicina legal. Medicina Legal de Costa Rica16(1-2), 02-07. Retrieved February 20, 2019, from http://www.scielo.sa.cr/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1409-00151999000200002&lng=en&tlng=es.

Velásquez, Nelson, Briñez, Noramaikas, & Delgado, Roxana. (2012). Himen. Revista de Obstetricia y Ginecología de Venezuela, 72(1), 58-68. Recuperado en 12 de febrero de 2019, de http://www.scielo.org.ve/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0048-77322012000100009&lng=es&tlng=es.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

14 comentarios en “El himen”

  1. Muchas gracias, he buscado durante horas explicaciones para entender mejor esto, y aquí logré comprender todo muy bien, las imágenes son muy buenas para una educación sexual apropiada, muchas gracias

    Responder
    • Nos alegramos de que te haya servido. Aún hay muchos mitos acerca del himen y la virginidad y es importante la información de calidad. Un abrazo.

      Responder
        • Como digo, el hímen puede ser muy flexible, así que va a depender de cada caso.
          Te recomiendo que vayas sin miedo al dolor a tu primera experiencia sexual con penetración. Disfruta tus sensaciones corporales, trabaja mucho la excitación con juegos eróticos que no impliquen penetración y, muy importante, relaja la musculatura pélvica.
          Cuando te apetezca a ti, puedes iniciar la penetración a tu ritmo, con un dedo, un juguete sexual o un pene. Recuerda que, si te duele, pueden parar la penetración y seguir con otro tipo de práctica erótica, que hay muchísimas e igual o más placenteras que la penetración.
          No hagas nada por forzarte, porque la práctica sexual debe ser una experiencia placentera; sino, no tiene sentido.
          En caso de que persista el dolor, te recomiendo que visites nuestro directorio de profesionales de la Sexología y elijas a un profesional que evalúe bien tu caso y te de las pautas adecuadas para ti.
          ¡Ya me vas contando! un abrazo.

          Responder
    • Gracias puede aclarar dudas, si conocia la forma de mi himen y por algun motivo vi el de mi hija y es diferente , veo q es normal y eso me ha tranquilizado. La falta de informacion causa temor angustia y pensamientos extremos 😰 pero ya comprendo

      Responder
  2. Muchas gracias por la información, me gustaria saber si las mujeres que tiene el himen biperforado, este se va rompiendo con el tiempo? O se debe realizar algun procedimiento quirúrgico?

    Responder
    • Hola Marcela,
      pues va a depender de cada caso concreto, de la flexibilidad, el grosor y el tamaño. Si hay dolor o molestias por esta causa, se puede realizar un procedimiento quirúrgico muy sencillo que no requiere hospitalización.

      Responder
    • Hola Andreina. Precisamente lo que queremos visibilizar en este artículo es que ésta es una clasificación general y que todos los tipos de hímenes son los normales (entendiendo que no hay dos iguales). Que la idea de telilla que cubre la entrada de la vagina y que se rompe en la primera penetración está muy alejada de la realidad.
      En principio no te preocupes tanto de cómo tiene el himen y sí más de ofrecerle una buena educación sexual, haciéndole entender que el dolor en la penetración no es normal, que muchas veces se debe más a que estamos nerviosas y no nos centramos en juegos eróticos que nos exciten (y nos permitan lubricar) lo suficiente, que se puede dar, O NO, sangrado en la primera relación con penetración y que hay multitud de prácticas sexuales más allá de la penetración y que también son muy placenteras.
      Que a la relación sexual hay que llegar con consentimiento y placer, no con miedo y por presión.
      Aún así, se recomiendan revisiones ginecológicas periódicas a partir de la adolescencia y un profesional puede orientaros de forma más personalizada.
      Un abrazo.
      El equipo de La Sexopedia.

      Responder
  3. Donde dice himen anular o circular.. bueno la primera foto.. lo que pasa es que yo la revisé y se lo vi como así.. en la foto y no se pensé que había pasado algo hay.. pero vienesa foto y estoy confundida

    Responder
  4. Desde siempre eh tenido el himen como una media luna y necesito saber si a un soy virgen oh no.. me preocupa muchísimo por mi cultura.. porque nunca eh tenido relaciones..
    ¿Nose si me lo rompi de pequeña oh es normal k lo tenga asi?

    Responder
    • Como dice el artículo, el himen puede tener diferentes formas, tamaños y grosores y el mismo no determina que una mujer haya tenido relaciones coitales o no. Tu himen es tan normal como el de cualquier otra mujer.

      Responder
  5. Tengo el himen como una media luna en dentro de los labios menores pero necesito saber si sigo virgen por mi cultura ..¿es normal que lo tenga asi? Estoy muy preocupada por si se me rompio..Ayudeme porfavor

    Responder
    • Como dice el artículo, el himen puede tener diferentes formas, tamaños y grosores y el mismo no determina que una mujer haya tenido relaciones coitales o no. Tu himen es tan normal como el de cualquier otra mujer.

      Responder

Deja un comentario