La eyaculación femenina

¿Sabías que las mujeres también eyaculan cuando tienen un orgasmo? Aunque aún hay pocos estudios al respecto, vamos a contarte qué es la eyaculación femenina, de dónde proviene y si tú también la tienes.

¿Qué es la eyaculación femenina?

La eyaculación femenina es un líquido, de características variables, que las mujeres expulsan durante el orgasmo. Puede variar en cantidad, espesor y color (puede ser blanquecino o más transparente).

La cantidad es variable y la mayoría de veces se queda dentro del canal vaginal, por lo que es muy fácil confundirlo con la lubricación propia de la fase de excitación sexual.

¿De dónde sale la eyaculación femenina?

La eyaculación femenina aparece gracias a las glándulas uretrales (que drenan en la propia uretra), las glándulas parauretrales (las cuales desembocan en el vestíbulo vulvar (el vestíbulo vulvar sería todo lo que hay dentro de los labios menores), alrededor del meato urinario) y los conductos yuxtauretrales o conductos de Skene, que desembocan debajo del meato urinario. vulva real

Este conjunto de órganos es lo que se ha llamado «próstata femenina». Esta denominación ha sido asumida porque en los casos de adenocarcinomas ductales de células claras en las glándulas parauretrales, un tipo de tumor infrecuente, las células reaccionaban a anticuerpos de antígeno prostático específico (PSA) y de fosfatasa ácida prostática.

Incluso, se ha observado en algunos casos que este tipo de tumores vienen acompañados por altos niveles de PSA en sangre, que vuelven a la normalidad una vez extirpado el tumor.

Además, estas glándulas que componen la próstata femenina se parecen histológicamente a la próstata masculina, aunque predomina el tejido ductal sobre el glandular.

Ahora sabemos que este tejido glandular uretral y parauretral es funcional, y no un vestigio atrofiado.

¿La uretra? Entonces, ¿es orina?

No, no es orina. Se ha analizado este líquido en laboratorio y las pruebas han encontrado una mínima cantidad de urea en la eyaculación femenina en sí misma (cuando la cantidad de líquido ha sido suficiente para poder analizarlo).

Este fluido contiene, entre otras sustancias similares al semen masculino, antígeno prostático específico (PSA), una sustancia que solo segrega la próstata; por ello, para Whipple y otros investigadores, las gándulas uretrales, parauretrales y los conductos de Skene serían el equivalente femenino a la próstata masculina.

Además, en este líquido se ha encontrado el 100% de las veces PSA (Cabello, 2005).

¿Quieres saber un secreto acerca de la eyaculación femenina?

¡Todas (o casi todas) las mujeres eyaculan! o, al menos, tienen la capacidad de eyacular si se produce un orgasmo. Solo que se hace en pequeñas cantidades. Se ha observado que lo más habitual es eyacular unos 4 mililitros (se suelen recoger muestras de entre 0-16 ml.), aunque se han llegado a registrar hasta 30 mililitros. No se sabe si la cantidad de líquido expulsado está relacionado con el tamaño de la estructura glandular.

Esto se sabe porque se ha analizado la orina postorgásmica, que se supone que arrastra el producto secretorio de la próstata femenina. Se ha observado (Cabello, 2005) que en el 75% de las orinas que se analizaron tras el orgasmo se detecta PSA. 

Falta por estudiar si esta secreción aparece solamente durante el orgasmo o también en otras fases de la respuesta sexual.

Tampoco se sabe si es un fenómeno relacionado con la respuesta sexual o si es paralelo a ella, que ocurre cuando las contracciones orgásmicas presionan estas estructuras.

Hace no muchos años se pensaba que solo las mujeres que estimulaban su punto G eran las que conseguían una eyaculación, pero ahora se sabe que cualquier orgasmo, independientemente de lo que se esté estimulando, suele ir acompañado de eyaculación femenina.

Entonces, ¿por qué solo algunas mujeres expulsan tanto líquido como en una eyaculación masculina o incluso más?

¿Es lo mismo la eyaculación femenina y el squirting? Te dejamos un artículo sobre squirting por si quieres conocer más acerca de este fenómeno, pero ya te vamos adelantando que la imagen del squirting que nos transmite la pornografía es totalmente falsa.

Disfruta de este vídeo que explica muy bien todo lo que debes saber sobre la eyaculación femenina:

Cabello, F. (2005). Aportaciones al estudio de la eyaculación femenina. Revista de Salud Sexual 1(1); 5-12.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario