La revolución de los succionadores de clítoris

¿Quién, a estas alturas, no conoce o ha oído hablar del Satisfyer? Y es que los succionadores de clítoris han llegado con fuerza y pretenden quedarse. Sin duda alguna, estos juguetes sexuales han supuesto una revolución en la forma de concebir el placer sexual femenino, centrándose únicamente en la estimulación del clítoris, sin necesidad de vibraciones ni de penetrar en la vagina. Pero para informarnos mejor, hablamos con Fresa y Chili, que son expertos en Satisfyer.

satisfyer

¿Cómo funcionan los succionadores de clítoris como Satisfyer?

Lo innovador de los succionadores de clítoris, y la razón de su éxito, es la estimulación del clítoris con su tecnología Air Pulse u ondas de presión, sin contacto directo, sin necesidad de vibración (aunque muchos Satisfyer cuentan con ella para complementar la experiencia) y sin penetración vaginal.

succionador de clítoris

Estos juguetitos tienen a tu disposición 11 velocidades e intensidades diferentes, que puedes escoger a tu gusto. Además, cuentan con batería recargable, son silenciosos y sumergibles. De hecho, te recomendamos que lo pruebes bajo el agua, dado que las sensaciones se intensifican.

Pero es que, además, la propia revolución de estos juguetes eróticos se ha modernizado aún más. Hay nuevos modelos, los Satisfyer Curvy que se pueden controlar desde la app, con lo cual nos permite:

  • Además de la estimulación por ondas de presión, también incluyen vibración para completar la experiencia de placer.
  • Generar tus propios ritmos de vibración y compartirlos. ¿Te imaginas estimular tu clítoris al ritmo de tu música favorita?
  • Control remoto desde cualquier parte del mundo. Sí, sí: del mundo. Una estimulante alternativa en parejas que viven lejos y que no quieren perder la erótica y el deseo en su relación.
  • El diseño ergonómico, sencillo y elegante te permite disfrutar al máximo de sus funciones.

¿Cómo los succionadores de clítoris han mejorado el placer sexual de las mujeres?

El mayor éxito de los succionadores de clítoris es demostrar el máximo placer de una mujer sin necesidad de un falo ni penetración. Parecerá algo más que obvio, sin embargo, las consultas de sexología se siguen llenando de problemas de eyaculación precoz y disfunción eréctil. Son dos problemas para los hombres puesto que aún recae demasiada responsabilidad en sus penes sobre el placer sexual femenino.

Por tanto, gracias a los succionadores de clítoris como Satisfyer, damos protagonismo al clítoris en la estimulación sexual femenina.

Además, hemos puesto de manifiesto que las mujeres también nos masturbamos. Esto es un tema completamente tabú debido a la invisibilización que ha sufrido el placer y la sexualidad de las mujeres.

Y gracias a la repercusión que Satisfyer ha tenido, todo esto lo hemos podido gritar al mundo.

mitos sexuales orgasmo femenino

Según Fresa y Chili, el 97% de las mujeres que han probado Satisfyer lo recomiendan y 3 de cada 5 han experimentado multiorgasmos con su uso. Y es que todas las mujeres tenemos capacidad multiorgásmica, pero hay que encontrar la estimulación adecuada y romper las cadenas de nuestra pésima educación sexual para experimentarlos.

Pero, ¿puedo utilizar mi succionador de clítoris teniendo pareja?

No solo puedes, sino que Satisfyer Curvy es perfecto para jugar en pareja, dado que con su aplicación, puede manejarlo tu pareja por control remoto. Y aún más si mantienes una relación a distancia: la app de Satisfyer Curvy es perfecta para que juguéis juntos, aun estando a miles de kilómetros de distancia. Dale los mandos y disfruta.

¿Has oído alguna vez estas frases?

Todas ellas representan falsas creencias o mitos sobre el uso de juguetes sexuales y se dan principalmente en el contexto de la pareja heteronormativa.

El hombre se va a sentir desplazado si la mujer utiliza juguetes sexuales.

Un juguete sexual no es sustituto de ninguna relación sentimental. Nuestra sexualidad se puede expresar de diferentes maneras y una no es excluyente de otra.

Nuestra pareja nos aporta sensaciones y experiencias que ningún juguete puede aportarnos; y al revés. Y no pasa nada.

Además, los juguetes se pueden utilizar en solitario y en compañía, como complemento en una relación sexual con nuestra pareja.

Los juguetes sexuales se han visto como rivales de los hombres en parte por la invisibilización del placer sexual de la mujer (<las mujeres no se masturban porque su placer no importa>) y en parte porque la responsabilidad del placer de la mujer ha recaído completamente en el hombre (<No hay mujer frígida, sino hombre inexperto>). Cuando se empiezan a visibilizar los juguetes sexuales, la mujer toma un papel activo y se responsabiliza de su propio placer. Los hombres pierden ese papel activo y, por eso, en lugar de ver al juguete erótico como un complemento para enriquecer un encuentro sexual, lo ven como el rival que proporciona el placer sexual a la mujer, quitándoles a ellos esa responsabilidad que define su hombría.

Una vez que pruebe el juguete sexual, la mujer ya no va a querer otra cosa.

Lo ideal es experimentar una vida sexual diversa, donde no entremos en la monotonía. Aunque encontremos el «juguete sexual perfecto», la «estimulación perfecta» o la «pareja perfecta», si solo utilizamos esa forma de estimularnos vamos a habituarnos a ella, perdiendo ese punto de excitación que nos da la novedad y la diversidad.

Por tanto, sí, la mujer que ha probado un succionador de clítoris sí va a querer otra cosa igual que por mucho que nos guste la tortilla de patatas, no la comemos todos los días y nos gusta comer cada día cosas diferentes.

Si se utilizan los juguetes en solitario, no le va a quedar deseo para la pareja.

Esta afirmación viene de la falsa creencia de que el deseo es como el hambre: si «comes», ya no tienes hambre. Sin embargo, el deseo se alimenta precisamente de estímulos eróticos. Y es cuando no se los damos cuando el deseo se pierde.

La masturbación es uno de esos estímulos eróticos que alimentan nuestro deseo. Por tanto, cuanto más lo disfrutes, más vas a querer.

Si necesitas masturbarte y usar juguetes, es porque no estás satisfecha con tu relación de pareja.

La sexualidad tiene muchas formas de expresarse y no son incompatibles unas de las otras. La relación sexual con nuestra pareja es una forma de expresión, pero no la única.

Masturbarte y probar nuevas experiencias con juguetes como Satisfyer Curvy influye en tu relación con tu cuerpo, tu autoconocimiento y tu autoestima.

«No te metas con la masturbación. Es hacer el amor con alguien a quien yo quiero». (Woody Allen)

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario