Mitos sexuales (V). Embarazo

Existen múltiples mitos sobre la sexualidad y el embarazo. Los mitos sexuales son ideas erróneas sobre sexualidad pero que están muy aceptadas en nuestra sociedad y en nuestro propio inconsciente. Además solemos perpetuar estas ideas equivocadas con nuestros actos y nuestras palabras, sin darnos cuenta o sin saber que estamos equivocados y haciendo que se mantengan en el tiempo.

En este artículo vamos a hablar de mitos sexuales sobre el sexo durante el embarazo.

Mitos sexuales sobre  el embarazo

Durante el embarazo no se pueden practicar relaciones sexuales porque el pene puede dañar al feto

La penetración del pene en la vagina no daña al feto durante el embarazo, dado que el pene no pasa de la vagina y la mucosa del cuello del útero protege al feto de infecciones. Si tu embarazo no es de riesgo y os apetece mantener relaciones sexuales, no habrá problema en mantenerlas. Al contrario, experimentar orgasmos durante el embarazo es muy beneficioso tanto para la futura mamá como para el bebé. Además, durante el embarazo puede aumentar el deseo sexual y la sensibilidad, dado que hay mayor lubricación y más riego sanguíneo en la zona pélvica.

mitos sexuales embarazo pareja

Retirar el pene de la vagina antes de eyacular es una forma eficaz para evitar embarazos no deseados

Como se suele decir, «antes de llover, chispea», esto quiere decir que antes de que se produzca la eyaculación, se van a segregar fluidos que contienen espermatozoides, y pueden fecundar el óvulo, con lo cual el riesgo de embarazo es real. La práctica de la «marcha atrás» no evita el riesgo de embarazo.

Una mujer no puede quedarse embarazada en su primera relación sexual

Es biológicamente posible que haya embarazo en una primera relación. Protegerse siempre es obligatorio, aunque sea la primera vez.

No te puedes quedar embarazada si tienes relaciones sexuales durante la menstruación

El periodo menstrual de la mujer no es absolutamente regular. Existen factores como el estrés, trastornos alimenticios o problemas emocionales que pueden afectar al ciclo menstrual y hacer que la mujer sea fértil incluso durante la menstruación. Por ello es necesario utilizar protección si queremos evitar un embarazo incluso durante la menstruación.

Hay posturas que facilitan el quedarse o no embarazada

Un hombre eyacula a unos 45km/h, por lo que si lo hace dentro de la vagina y sin protección, no importa la posición de la mujer porque el semen puede llegar fácilmente al interior de la vagina y el útero. Así que no, tener relaciones sexuales de pie no evita el embarazo.

Se deben hacer lavados vaginales, tanto para limpiar la vagina como para evitar el embarazo

El lavado vaginal está asociado a mayor probabilidad de coger infecciones en la vagina, infecciones de transmisión sexual y otros problemas ginecológicos. Esto ocurre porque se elimina la protección natural de la vagina. Además, el moco cervical dificulta, precisamente, la movilidad de los espermatozoides, por lo que eliminarlo con lavados vaginales no es un buen método anticonceptivo.

¿Quieres conocer otros mitos sobre la sexualidad?

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario