¿Qué es el figging?

El figging  es una práctica sexual englobada dentro de las denominadas prácticas BDSM, que consiste en la introducción en el ano o la vagina de un pedazo de jengibre u otro vegetal irritante para conseguir una estimulación sexual extrema.

 

¿En qué consiste el figging?

El jengibre goza de una gran cantidad de cualidades como son:  mejorar la circulación, eliminar bacterias, o ser un buen antiinflamatorio y analgésico natural.  El jengibre es uno de los alimentos considerados afrodisíacos y muchos productos de cosmética erótica contienen jengibre para favorecer la excitación y estimulación de la zona genital. Pero también puede utilizarse como un juguete sexual.

El BDSM hace referencia a un conjunto de prácticas y fantasías sexuales relacionadas con el Bondage y la Disciplina, la Dominación y la Sumisión, el Sadismo y el Masoquismo. Todas estas prácticas tienen un elemento   común: la obtención del placer a través del dolor. Dentro de estas prácticas y fantasías encontramos la práctica del figging.

El figging consiste en la introducción de un pedazo de jengibre – o también otros vegetales irritantes como guindillas – pelado y cortado en forma de dildo o dedo, en el ano o la vagina. Las sustancias irritantes del jengibre estimularán la circulación sanguínea y producirán una intensa sensación de calor , con escozor y picor, en la zona donde se aplica. Además provocarán dilatación y sensibilización extrema, para después continuar con otras prácticas sexuales.

Por tanto, el figging puede utilizarse como una forma de castigo y humillación, pero también como forma de intensificar o retrasar los orgasmos si se aplica en dosis pequeñas.  Quienes lo han utilizado aseguran que produce gran sensación de excitación y deseo de ser penetrado.  También puede utilizarse la pieza de jengibre para colocarla sobre el clítoris, consiguiendo una gran excitación del mismo.

 

¿Cuáles son los orígenes de la práctica del figging?

Esta práctica sexual tiene su origen en una forma de castigo – llevada a cabo desde la Antigua Grecia hasta la época Victoriana – utilizada como método disciplinario contra las mujeres esclavas. Se utilizaba para restringir la movilidad de las esclavas, que experimentaban desagradables sensaciones con el efecto irritante del jengibre.

Otro término relacionado y del que deriva el término «figging» es el feaguinggingering,  práctica utilizada en equitación consistente en frotar jengibre (cebolla  o pimiento) en la zona anal o vaginal del caballo para que se mueva de manera más animada y con la cola en alto, haciendo a animales viejos parecer más jóvenes o animales debilitados o enfermos lucir más activos. Es actualmente un práctica prohibida en muchos países al considerarse un acto de crueldad animal.

 

Recomendaciones para la práctica del figging

A pesar de que el jengibre es irritante, su uso no tiene un alto riesgo pues su efecto dura apenas 20 minutos.

Pero como en cualquier práctica de introducción de objetos en la zona anal, hay que poner un especial cuidado en su preparación para evitar que la pieza cortada se nos pierda dentro de la zona anal. Así, a la hora de cortar el jengibre, conviene estrecharlo un poco en la parte final, para hacer el efecto de un plug anal, que haga que el esfínter se cierre en esa zona estrecha y evitar la entrada total de la pieza.

figging preparacion jengibre

 

Es importante que pongamos  especial cuidado en el lavado de las manos tras tocar el jengibre. El efecto puede alcanzar  la zona de los ojos si los frotamos, provocando una desagradable irritación de los mismos.

Para que el jengibre libere convenientemente su jugo, la recomendación es no utilizar ningún lubricante, ya que hará efecto sellador. Por ello se recomienda utilizarlo mojado en agua para facilitar la penetración. En una zona como la anal, no usar lubricante conlleva el riesgo de provocar heridas anales. Conviene, al cortarlo, comprobar que no queda ninguna parte puntiaguda que pueda provocar heridas al utilizarlo. Por nuestra parte, aconsejamos utilizar SIEMPRE de un lubricante en esta zona, aunque pueda reducir un poco la sensación, para evitar este problema.

Por el mismo motivo, de liberación del jugo, tampoco se recomienda un preservativo durante el figging, con lo cual jamás debería compartirse una pieza de jengibre para evitar infecciones de transmisión sexual.

Hay personas que son alérgicas al jengibre, hay que tener cuidado en asegurarse de que no lo somos antes de realizar esta práctica sexual.

 

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

3 comentarios en “¿Qué es el figging?”

      • Con los cuidados pertinentes, se podría probar en ambas zonas, dado que ambas tienen terminaciones nerviosas que nos van a causar las sensaciones descritas.
        En el caso del ano, hay que ser muy cuidadoso para no penetrar entero y para que no se rompa dentro, dado que sería muy difícil sacarlo después.

        Responder

Deja un comentario